La incauta Paloma

 Paloma tenía 45 años y ya hacia algún tiempo que notaba a la soledad arañándole el corazón .. llevaba 4 años separada …y su profesión no le permitía demasiado tiempo libre ,sus 2 hijos casi adolescentes y una obstinada timidez aún se lo ponían más complicado a la hora de conocer gente…Decidió hacer caso a sus amigas y darse una vuelta por la “plaza de las soledades”así lo llamaban sus amigas….un chat en internet que les servia como Lugar de encuentro donde conocer gente sola como ellas …hombres y mujeres con las mismas necesidades e inquietudes y donde el anonimato facilitaba las primeras tomas de contacto…. …pero al final ,solo era un medio más donde conocer gente …un medio diferente eso sí…en el que conocías antes el interior que el exterior…Cuando un animal necesita afecto ,cariño se acerca a otro se frota contra el …se arrullan, emite sonidos despliegan hermosas plumas de colores para ser visto y aceptado , es fácil …..pero el ser humano que hace?

Todo podría ser muy simple si nos comportáramos como animales que al fin y a la postre es lo que somos ..,pero el ser humano es bastante más complicado.En especial porque necesita muchas veces que le acaricien el alma antes que el cuerpo ….y eso nos hace débiles ..vulnerables y a veces la víctima perfecta para cualquier halcón cazador.

El halcón caza guiándose con su finísima vista gracias a unos ojos muy grandes. Es muy difícil para el halcón peregrino poder capturar una presa entre tantas. Lo que hace este ave rapaz es estudiar la forma de aislar una de sus presas del grupo para así cazarla.Todo esto observándola desde lejos durante un tiempo …Cuando con la vista ha seleccionado y aislado la posible victima se deja caer en picado sobre su presa y normalmente le causa la muerte al acto.

La potencia y agilidad de vuelo del halcón peregrino es su máxima arma de caza con una velocidad máxima en picado superior a los 200 km/h en picado.

En los últimos años se ha dado un notable incremento de los halcones urbanitas, que se apostan en los edificios más altos y desde allí cazan a las abundantes e incautas palomas de las plazas que pensando encontrar un palomo cariñoso a veces quedan desplumadas y con el pecho abierto bajo las garras de un avispado halcon.
Pero en un mundo de sombras no todo es lo que parece ….

Y alguna vez…pocas veces eso sí ..un águila imperial da caza en pleno vuelo a uno de estos halcone ,dándole un poco de su propia medicina.

María José Used

Febrero 2017

2 Comments

  1. Los halcones urbanitas no son asesinos… son eso… halcones que buscan el amor x el amor… ó el placer x el placer… con la aquiescencia de la paloma correspondiente. Ese comportamiento no es comparable al de un cazador que mata a sus presas. Además, puestos a poner ejemplos clamorosos en sentido contrario… está el de la mantis religiosa, que despues de una sesión amorosa con su mantiso… se lo zampa literalmente,,, y a nadie se le ocurre ponerla como ejemplo del amor que siente por él, salvo que aceptemos el término “Lo mate porque era mío”.

    Me gusta

    1. Los halcones urbanitas si son asesinos,o como poco drepredadores.Los “otros halcones ” no son asesinos por supuesto y menos si tienen la aquiescencia de la paloma de turno ; Lo que sucede es que duelen engañar,porque fomenten lo que no dan y dejan la mayoría de veces destrozada a la incauta paloma .Si fuese una relación de iguales y realmente consentida buscando y dando lo mismo tendrían mi bendición Perico Delos Palotes …pero no suele ser así .

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s